Las mejores posturas para dormir mejor

mejores posturas para dormir

Todo el mundo tiene una posición favorita para dormir o la suele cambiar de vez en cuando. Sin embargo, hay veces que por motivos de salud o por situaciones como un embarazo debemos cambiar nuestra postura. En estos casos, la mejor postura para dormir puede marcar la diferencia a la hora de sentirnos mucho mejor al despertarnos.

Dormir de forma incorrecta puede causar o agravar los dolores de cuello y espalda. Pero también puede obstruir las vías respiratorias que van a los pulmones, generando con el tiempo problemas como la apnea del sueño. Algunos estudios recientes sugieren incluso que una mala postura al dormir puede causar ciertos problemas de sobrepeso. Es por eso que debemos preguntarnos cual es la mejor postura para dormir.

Dormir boca arriba

Dormir boca arriba (posición supina) tiene sus ventajas y sus desventajas. Algunas personas que duermen así pueden experimentar dolor lumbar. Si, precisamente, padecemos de dolor de espalda, esta postura puede agravar el problema. Lo mismo sucede si roncamos o tenemos apnea del sueño.

Dormir boca arriba no es la mejor opción cuando presentamos estos trastornos. Tampoco es la postura ideal para las mujeres embarazadas que se hallan en los últimos meses de gestación.

No obstante, dormir boca arriba nos permite tener la cabeza, el cuello y la columna en una posición natural, por lo que es menos probable que suframos de dolores de cuello al despertarnos. Dormir boca arriba con la cabeza ligeramente elevada con una almohada pequeña se considera la mejor postura para dormir para aquellas personas que sufran de problemas de estómago.

Dormir boca abajo

Conocida también como la posición prona, puede ayudar a aliviar los ronquidos al evitar la obstrucción de las vías respiratorias. Pero dormir en esta posición puede traer otras consecuencias físicas. Al dormir boca abajo, el cuello y la columna vertebral no se hallan en una posición natural, por lo que podemos despertarnos con dolores en esta zona del cuerpo.

Además, dormir sobre el estómago puede hacer que se ejerza presión sobre ciertos nervios y causar entumecimiento, hormigueo y dolor nervioso. Es mejor, por tanto, elegir otra posición para dormir.

Pero si tenemos ya este hábito, lo ideal sería apoyar la frente sobre una almohada para que la columna y la cabeza permanezcan en una posición natural y tengamos espacio para respirar. Así tendríamos mejor postura para dormir dolores cervicales sin torcer la cabeza hacia un lado.

Dormir de lado

Dormir de lado es la mejor postura para dormir entre aquellas personas que suelen roncar. Sin embargo, si tenemos problemas de artritis, dormir de esta forma puede agravar los dolores. A su vez, si dormimos de lado y encogemos las piernas podemos tener problemas para respirar al contraer mucho el diafragma.

Si no flexionamos mucho las rodillas, la fetal se podría considerar como la mejor postura para dormir en las mujeres embarazadas. Con esta postura, se mejora la circulación tanto para la madre como para el feto. No obstante, si sentimos molestias al dormir de lado en posición fetal podemos colocar una almohada entre las rodillas para aliviar la presión.

Hay estudios sobre qué postura es mejor para dormir que han demostrado que dormir de lado puede propiciar la aparición de arrugas prematuras. Esto es debido al hecho de que al tomar esta postura se presiona la cara sobre la almohada y se aplana durante toda la noche. Esto lo que hace es estirar la piel con el tiempo y provocar la aparición de estas arrugas.

Hay que señalar también que dormir sobre el lado derecho puede hacer que muchas personas tengan problemas con el reflujo gastroesofágico (ERGE) o la acidez de estómago. Para reducir estos problemas, lo mejor será siempre dormir sobre el lado izquierdo, que en muchas situaciones es precisamente la mejor postura para dormir de lado.

Las personas con problemas cardíacos, sin embargo, deben evitar dormir sobre el lado izquierdo (también boca arriba), ya que no es la mejor postura para dormir para el corazón. En este caso, los expertos recomiendan siempre dormir sobre el lado derecho para dar respuesta a la pregunta sobre qué postura es mejor para dormir.

Dormir con dolor de espalda y ciática

El dolor de espalda no solo afecta a la vida diaria de una persona, sino que también puede alterar su sueño. Una mala postura en la cama puede llegar a empeorarlo, de ahí que haya que tratar de adoptar la mejor postura para dormir dolor de espalda que nos permita descansar y minimizar las molestias. En estos casos, es muy importante mantener la curva natural de la columna cuando se está acostado en la cama.

Dormir boca arriba

Es fundamental mantener alineados la cabeza, los hombros y las caderas, apoyando la espalda en el colchón de forma correcta, ya que será la mejor postura para dormir con dolor lumbar. Por eso, la mejor postura para dormir con dolor de espalda es boca arriba. Esta posición distribuye de forma uniforme el peso del cuerpo y minimiza los puntos de presión.

Podemos colocar una almohada pequeña debajo de las rodillas para que sirva como soporte adicional y nos ayude a mantener la curva natural de la columna vertebral. Una vez que estamos boca arriba, hay que evitar torcer la cabeza hacia un lado.

Sin embargo, hay muchas personas que se sienten incómodas durmiendo así y se plantean cual es la mejor postura para dormir. Para ellas, hay una variedad de opciones para dormir bien y reducir el dolor:

  • Dormir de lado con una almohada entre las rodillas: la almohada eleva la parte superior de la pierna para restaurar la alineación natural de la cadera, la pelvis y la columna vertebral, siendo tal vez la mejor postura para dormir dolor de espalda.
  • Dormir en posición fetal: ideal para las personas que sufran de hernia de hiato, ya que al acostarse de lado con las rodillas dobladas hacia el pecho reduce la flexión de la columna y ayuda a abrir las articulaciones.
  • Dormir boca abajo con una almohada en el estómago: colocar una almohada debajo del estómago y la cadera puede ayudar a mejorar la alineación de la columna, siendo la mejor postura para dormir evitando dolores cervicales.
  • Dormir boca abajo sin torcer la cabeza: podemos colocar una pequeña almohada bajo la frente para respirar, esto evitará tener que torcer la cabeza a un lado ya que esto provoca una tensión adicional en el cuello, la espalda y los hombros.
  • Dormir boca arriba en una posición reclinada es la mejor postura para dormir lumbalgia.

Dormir con ciática

La mejor postura para dormir con ciática es aquella que se adapta a uno mismo. Dormir boca arriba es una de las opciones más recomendadas en los casos de dolor en la parte baja de la espalda. Si colocamos una almohada debajo de las rodillas para elevarlas un poco, la sensación de comodidad aumentará.

Si se prefiere dormir de lado, lo mejor es doblar ligeramente las rodillas hacia el pecho y colocar una almohada entre las piernas. Así lo que se consigue es reducir la presión sobre el nervio ciático. Levantarse de la cama al sentir dolor y sentarnos en un sillón es un grave error. No podemos abandonar la mejor postura para dormir con ciática

Dormir con problemas de ronquidos o apnea del sueño

Para minimizar los ronquidos, lo mejor es siempre dormir de lado. Dormir boca arriba puede agravar este problema, aunque también es cierto que muchas personas prefieren dormir así para no tener problemas de espalda. En este último caso, lo mejor sería colocar un par de almohadas debajo de la cabeza para reducir los ronquidos.

Precisamente, los ronquidos fuertes o continuos pueden ser síntoma de padecer apnea del sueño. Este trastorno es una condición que hace que la respiración se pueda incluso detener en la noche por la obstrucción de las vías respiratorias. La apnea del sueño se suele asociar también a problemas de presión arterial alta y enfermedades cardiovasculares.

Un estudio reciente demostró que la mayoría de las personas con problemas de apnea del sueño duermen mejor de lado. No obstante, hay que consultar con el médico el tipo de apnea del sueño que sufrimos para que sea él quien nos recomiende la mejor postura para dormir y la más adecuada para descansar.

Dormir con tos o problemas de asma

La acumulación de mucosidad en la garganta y el pecho hace que no podamos dormir bien. Todo se agrava si además tenemos tos, un problema que se hace más latente de noche. Para evitar esto, la mejor postura para dormir cuando tienes tos es inclinando el cuerpo lo máximo posible colocando un par de almohadas bajo la cabeza. Así logramos, por ejemplo, que la mucosidad descienda, reduciendo el efecto de la tos.

Cuanto más inclinados, mejor se podrá dormir. Pero no es necesario inclinar tanto que parezca que vamos a dormir sentados. Solo con elevar un poco la cabeza con las almohadas y mantener recto el resto del cuerpo bastará para tener una postura para dormir mejor.

Dormir de espaldas no es nada recomendable para las personas que sufran de asma o dificultades respiratorias. Es por eso que la mejor postura para dormir con asma es hacerlo del lado izquierdo. Así se solucionan los problemas de mala respiración y se evitan los ronquidos.

Dormir con una hernia

El dolor de una hernia puede afectar al sueño y el descanso. Dormir boca abajo es la peor postura en estos casos, sobre todo si lo que padecemos es una hernia discal. Al dormir en esta posición, se reduce la curvatura natural de la espalda, por lo que se aumenta la presión en esa zona y el dolor se hará más intenso.

La mejor postura para dormir con hernia inguinal o de otro tipo es de lado. Una postura fetal abrazando una almohada es la solución ideal para aliviar el dolor de espalda que produce este trastorno. Si se desea dormir boca arriba, hay que hacerlo con una almohada entre las rodillas para reducir la tensión en la parte inferior de la columna vertebral.

Dormir durante el embarazo

Dormir boca arriba o boca abajo no son la mejor postura para dormir embarazo. Ambas pueden acarrear una serie de consecuencias para la madre y el feto. A pesar de que siempre hay que atender las recomendaciones de los especialistas médicos en estos casos, la mejor postura para dormir embarazada es, sin duda, de lado.

Si se duerme del lado izquierdo, se favorece la circulación tanto para la madre como para el feto. Se puede colocar una almohada debajo de la barriga para aliviar el dolor de espalda. También podemos poner una almohada entre las piernas y doblar las rodillas para estar aún más cómodos.

De lado es también la mejor postura para dormir con hemorroides, un problema que suelen sufrir mucho las mujeres embarazadas. En este caso, lo más recomendable es dormir recostada sobre el lado izquierdo. Esta posición evita el aumento de la presión sobre la aorta y, por ello, mejora la irrigación sanguínea en la zona. Es pues la mejor postura para dormir embarazada en este tipo de situaciones.

Las mujeres embarazadas no deben dormir boca arriba en la parte final del embarazo, ya que se reduce el flujo sanguíneo al feto. Incluso dormir boca arriba para un breve descanso durante el día puede ser perjudicial para el bebé. No en vano, no le llegará suficiente oxígeno. De lado es, pues, la mejor postura para dormir embarazada o para descansar.

Dormir a un bebé

Cada bebé es diferente a la hora de conciliar el sueño. A medida que pasan las semanas, los recién nacidos se sienten más cómodos para dormir dependiendo de la postura que adopten. No obstante, la mejor postura para dormir a un bebe es colocarlo boca arriba, sobre todo durante el primer año de vida.

Hay muchos padres que prefieren poner al bebé de lado. Si es así, lo mejor será levantar y estirar el brazo de abajo del bebé, el que está junto al colchón. Muchos pediatras no son partidarios de los que bebés duerman boca abajo, ya que no la consideran la mejor postura para dormir bebe.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.